sábado, 25 de febrero de 2017

Escoria

Nunca aparecerá en algún acoplado de esos que se ufanan de contener la historia del rock mexicano, pero vaya que es un clásico. A mi se me pegó en las visitas al Chopo en los noventa al escucharla en los pasillos, cuando ir al Chopo era algo arriesgado. En un par de ocasiones los punks me llegaron a rodear para talonearme no de buen modo como los educados ladrones que "venden" dulces y que roban de forma cotidiana en el transporte público hoy en día, gracias a la vigilancia que los mismos vendedores realizaban es que podía salir bien librado, aún así cada Sábado ahí estaba nuevamente. Hoy casi no asisto, y tampoco es cosa del otro mundo asistir a ese tianguis de disfraces donde Escoria hace años que no se escucha.
Hasta el día de hoy no he comprado un disco de Escoria.

Prepotencia tira
Escoria